Pellegrino Brevetti representa la calidad, la creatividad y la inventiva características de Italia y de sus maestros artesanos.

Nacimos en Rávena, una ciudad que históricamente siempre ha luchado contra los problemas de inundaciones y hundimientos. En el pasado, nuestros antepasados, gracias a su inventiva y capacidad para encontrar soluciones sencillas a problemas complejos, hicieron del problema una virtud: estructuraron un complejo sistema de defensa de la ciudad.

Escondida en medio de llanuras pantanosas, rodeada por los brazos del Po y conectada a tierra firme por una calzada, Rávena era prácticamente inexpugnable. Esto le permitió convertirse en la capital de Italia entre los siglos V y VII, primero romana, luego ostrogoda y finalmente bizantina.

Las barreras  Rápid son el resultado de años de investigación, pruebas e innovación continua. Por eso son reconocidos como productos de alta calidad con atención al detalle y diseños y formas creativas.

El equipo de Pellegrino Brevetti se dedica constantemente a actividades de diseño y experimentación destinadas a desarrollar, probar y utilizar nuevas tecnologías para actualizar y enriquecer la funcionalidad de los productos Rapid.

OPEN INNOVATION

Adoptamos un enfoque de open innovation. Buscamos constantemente nuevas ideas innovadoras para prevenir y reducir los daños causados por las inundaciones, de modo que podamos ofrecer a nuestros clientes el mayor nivel de seguridad posible.

Diseñamos y construimos los prototipos. Luego, en nuestro banco de pruebas, experimentamos y comprobamos las soluciones identificadas recreando simulaciones realistas de diferentes tipos de inundaciones.

Este enfoque nos permite desarrollar y probar rápidamente nuevas soluciones a los problemas de las inundaciones.

Validamos las soluciones antiinundación identificadas con organismos de certificación externos, como el prestigioso Istituto Giordano. Su centro de pruebas de inundaciones está cerca de nuestro centro de investigación y desarrollo.

LA IMPORTANCIA DE LA CERTIFICACIÓN

Nuestra ética nos dicta que sólo suministramos productos seguros, probados y certificados. Somos el único fabricante que ha certificado y patentado nuestros sistemas para anchuras hasta 5 metros en un solo mamparo.

Todos los mamparos antiinundación se fabrican según las dimensiones probadas en el Instituto de Certificación.

Limitar los daños por inundación es un asunto serio, no corra riesgos, confíe sólo en nuestros profesionales serios y certificados.

No recomendamos la compra de sistemas de inundación inseguros, como los sistemas «hágalo usted mismo», sin certificados de prueba emitidos por un instituto certificador, o con certificados del instituto certificador en los que no se indique el tamaño probado.

EL PROBLEMA DE LA CERTIFICACIÓN
  • La eurozona tiene un vacío normativo que permite la comercialización de dispositivos no probados, sin certificación de estanqueidad y, por tanto, inseguros.

  • La mayoría de las empresas de barreras certifican las barreras en compartimentos de menos de un metro de tamaño.

  • Una certificación válida debe contener las medidas de la barrera probada.

  • Para técnicos y profesionales: La declaración de instalación correcta, si no va acompañada de un certificado del producto con las medidas máximas comprobadas en el instituto certificador, no tiene ningún valor.

  • Una certificación incompleta o no válida le expone a riesgos legales y a reclamaciones de seguros.

Cada región tiene un plan de inestabilidad hidrogeológica con características específicas para las barreras de protección contra las inundaciones. Por esta razón, una certificación incompleta puede no ser aceptada por los inspectores de la administración local.

La suma de estos problemas nos llevó a invertir en la certificación. Hemos certificado nuestras barreras para tamaños  hasta 5 metros de anchura con elemento único.

Siempre suministramos la certificación de la barrera con la medida declarada junto con la declaración de correcta instalación.

Las certificaciones de las barreras Rápid son comúnmente aceptadas por todas las autoridades públicas porque siguen las normas europeas más estrictas y cumplen las directrices alemanas.

¡Protéjase de las inundaciones con RAPID!